miércoles, 19 de septiembre de 2018

Tandas de vivienda

Un sistema de financiamiento de vivienda sin endeudamiento.

Marccuz
Miércoles 19 de Septiembre a las 14:10:00 EDT 2018

Mensaje anterior

Ya hace un año del sismo y los recursos de ayuda desaparecieron. He estado trabajando en un nuevo sistema de financiamiento de vivienda en el cual las personas no son tratadas como deudores sino que participan financiado sus propios proyectos sin depender de una institución.

El Documento estará disponible en:
http://www.ideasparalaciudad.org

Las propiedades principales:

  1. De forma cooperativa, las personas utilizan y controlan sus propios recursos para financiar vivienda sustentable.
  2. Las operaciones son públicas y se utiliza una plataforma digital para administrar los recursos.
  3. Se utiliza un sistema de cadena de bloques para dar transparencia a las operaciones y evitar la fe en instituciones bancarias o gubernamentales.
  4. Un fideicomiso asegura, legalmente, la propiedad colectiva y un pequeño equipo de profesionistas realiza los desarrollos habitaciones.
  5. El proceso de desarrollo está estandarizado y programado, de la misma forma que el dinero.
  6. Se emiten participaciones digitales imposibles de falsificar o corromper, que puede comprar cualquier persona en cualquier parte del mundo.
  7. El sistema cooperativo opera bajo la misma lógica con la que fue creado Infonavit, pero, una diferencia es que: el control de recursos y los beneficios les corresponden a las mismas personas que aportan. Sin necesidad de endeudamiento ni  pago de intereses. Ahorrando así más de 60% del costo, en comparación con una hipoteca.


Tandas de vivienda: Un programa de financiamiento de vivienda sustentable, sin endeudamiento.

Abstracto. De igual forma que en una tanda, la idea es formar grupos de personas y organizarlas para adquirir, construir y/o gestionar edificios de vivienda sustentable. El objetivo es generar patrimonio para los socios. Estos asociados aportan los recursos, a un Fideicomiso Habitacional el cual emite participaciones digitales y las entrega a cambio de esos recursos. Los asociados serán dueños de todos los inmuebles y recursos acumulados. La función del Fideicomiso Habitacional será asegurar la propiedad común, y, desarrollar y administrar los inmuebles mediante un comité técnico. El comité técnico generará un programa general para el desarrollo de edificios habitacionales, organizados en ciclos productivos. El programa concluye cuando todos los asociados, que así lo manifestaron, obtienen su vivienda propia. Una parte de las viviendas se destinará para venta, otra para renta y otra para entregar a los asociados. Las ganancias obtenidas se reinvierten en el fideicomiso y por tanto incrementan el valor de las participaciones que cada individuo posee. El tiempo de vida de un fideicomiso se estima en 20 años, pero, los asociados pueden continuar las actividades todo el tiempo que quieran reconstituyendo el fideicomiso, para así seguir incrementando el número de inmuebles. Como propiedad colectiva, se puede recibir asociados nuevos al final de cada ciclo productivo o también pueden salir. Las personas que desean adquirir vivienda sustentable deben acumular participaciones cuyo valor sea equivalente a la vivienda que desean, tomando en cuenta el precio de producción. Si alguna persona ya consiguió una ganancia suficiente o consiguió su vivienda y desea retirarse del grupo debe entregar sus participaciones digitales, y a cambio, recibe la vivienda o su inversión junto con las ganancias que le corresponden. La plataforma digital ofrece la posibilidad de vender las participaciones. Esta es una forma de adquirir vivienda sin endeudamiento debido a que las personas tienen la categoría de socios y no deudores.

Solicitar documento completo en:
ideasparalaciudad@gmail.com

Arq. Marco Antonio Romero

Seguridad - Chema Alonso

A las personas no les importa la seguridad una mierda.
Las personas quieren tener seguridad sin tener que preocuparse por hacer nada.

La seguridad es justamente eso. No preocuparte.
Alguien preocupado no tiene seguridad.

¿Cómo se puede resolver este problema?

Chema Alonso

lunes, 17 de septiembre de 2018

RAZONES POR LAS QUE NO CONSIGUES TUS OBJETIVOS

6 RAZONES POR LAS QUE NO CONSIGUES TUS OBJETIVOS (Y LAS SOLUCIONES)

¿Cuántas veces te has propuesto unas metas y objetivos toda ilusionada, para acabar abandonando al poco tiempo, sintiéndote culpable, y pensando que no tienes voluntad y que eres incapaz de hacer lo que te propones?



Aunque es algo muy frecuente que nos pasa a todos, la realidad es que tú no tienes ningún problema, y eres perfectamente capaz de acabar lo que te propones, de lograr tus objetivos.

El problema no eres tú sino los métodos que utilizas, en concreto estas son algunas de las razones que hacen que te resulte difícil lograr algunos de tus objetivos y metas.


1. No es lo que realmente quieres.

Cuando te propones algo que en realidad no quieres hacer, ya sea porque crees que debes hacerlo o porque otras personas lo esperan, es normal que  no encuentres ni tiempo ni motivación, al fin y al cabo no es lo que tú quieres.

Por eso es importante que seas tú la que quiere conseguirlo, que sea importante para ti.

Así que cada vez que te plantees un objetivo pregúntate si realmente quieres hacerlo y cuál es el motivo, la razón por la que quieres que salga adelante.

Tener una razón que te parezca importante y que te entusiasme es lo que más te va a motivar.


2. No es el momento adecuado para ti.

En los tiempos que corren, en los que hay que hacer de todo y cuanto antes mejor, se nos olvida que no se puede hacer y tener todo a la vez; y esa puede ser una de las razones de que no consigas lo que te propones.

Considera, según tus circunstancias y prioridades actuales, si este es el momento adecuado para llevar a cabo tus objetivos.

Hay determinadas situaciones que son particularmente estresantes y requieren gran parte de tu tiempo, en esos momentos es mejor esperar un poco para realizar algunos de tus objetivos.

Como mencioné en este artículo no tienes por qué hacerlo todo ahora mismo, hay cosas que pueden esperar.

Quizá ahora no es el mejor momento para lo que te has propuesto, quizá supondría un estrés que dentro de unos meses o años no.

Así que piensa, ¿tiene sentido que lo hagas ahora? Si no lo tiene, olvídate de ello hasta más adelante. Eso sí, no utilices esto como una excusa para posponer cosas…


3. Tus objetivos están poco definidos.

Para que tengas más probabilidades de lograr tus objetivos o metas estos tiene que ser:

  • Específicos.
    • Qué, cuándo, cómo y dónde. “Hacer más ejercicio” no es un objetivo específico. La alternativa podría ser  “hacer 30 minutos de yoga tres días a la semana”.
  • Realistas.
    • Proponerte correr una maratón cuando no has hecho ejercicio en tu vida no sería realista, proponerte “correr los lunes durante 40 minutos” sí podría serlo.
  • Factibles.
    • Proponerte ganar un millón de euros en seis meses cuando acabas de empezar tu negocio, no parece muy factible (eso sí, si te ves capaz, a por ello).
    • Lo ideal es dividir estos grandes objetivos en otros más pequeños que sean factibles, y así, poco a poco conseguirás la meta que te habías propuesto.
  • Medibles.
    • Tienes que saber cuándo has conseguido tu objetivo. “Ganar más dinero” es un mal ejemplo de medible, la alternativa sería “ganar 1500 euros” por ejemplo.
  • Con límite de tiempo.
    • Ponerte una fecha límite conseguirá que te centres y esfuerces más por conseguir tu objetivo. Así, siguiendo el ejemplo anterior, puedes sustituir “ganar 1500 euros” por “ganar 1500 euros en tres semanas”.



4. Te centras en el resultado no en el proceso.

No esperes a celebrar tus logros cuando llegues al final, premia tu actitud, tu esfuerzo, tu progreso, no el resultado. Lo que importa es lo que te estás esforzando y disfrutar del camino o al menos hacerlo lo más ameno posible..

Así que a cada paso reconoce lo bien que lo estás haciendo y premiate de vez en cuando. Así conservarás la motivación durante todo el proceso.


5. Subestimas el tiempo y energía que vas a necesitar.

Normalmente subestimamos el tiempo y energía que va a requerir una actividad porque no tenemos en cuenta posibles imprevistos, interrupciones y contratiempos. El resultado es que no acabas cuando habías planeado, te agobias, te sientes poco eficiente y abandonas, desmotivada.

La próxima vez calcula más tiempo del que crees que te llevará. Esto es algo muy sencillo que da muy buenos resultados y en lo que caemos prácticamente todos.

Así que ya sabes, a partir de ahora calcula un 20% más de tiempo del que crees que vas a necesitar. Ya verás la diferencia.


6. Eres demasiado exigente.

Comprometete contigo misma y no busques excusas, pero sé flexible, si tienes que modificar tu objetivo no pasa nada.

Las exigencias lo único que consiguen es hacerte sentir frustrada y enfadada cuando las cosas no salen como quieres, y como es muy probable que alguna vez no lo hagan, lo mejor que puedes hacer es ser flexible y adaptarte a los imprevistos.

Que te has propuesto acabar el informe el jueves y lo haces el viernes, no pasa nada lo que importa es que lo has hecho.

Que te propusiste hacer ejercicio tres días a la semana y lo has conseguido dos, peor sería haberte quedado en el sofá… Sé flexible.



Estas son algunas de las razones por las que se te resisten tus objetivos y metas, ¿cuál es la tuya?

Y lo más importante, ¿qué vas a hacer al respecto?

Déjame tu comentario más abajo, me encantará leerlo.

Ver artículo completo:
https://coachdelaprofesional.com/lograr-objetivos/

domingo, 9 de septiembre de 2018

¿Qué son SAPI?

¿Qué son las Sociedades Promotoras de la Inversión (SAPI)?
ESCRITO POR LIC. RODRIGO ABASCAL EL 25 MARZO 2014.



Las Sociedades Anónimas Promotoras de la Inversión ofrecen alternativas de versatilidad y transparencia

Una Sociedad Anónima Promotora de la Inversión (SAPI) es una persona moral formada por dos o más personas físicas o morales, con la finalidad de realizar una actividad comercial que permite a sus accionistas tener derechos corporativos y económicos. Estas sociedades están contempladas en la Nueva Ley del Mercado de Valores.

Toman como base los principios de la Sociedad Anónima común y los desarrolla de forma especializada, haciéndolos más versátiles y dinámicos, además, ofrece las siguientes ventajas:

Promueve prácticas de gobierno corporativo
Cuenta con diversos mecanismos para la protección de minorías
Ofrece diversos procesos de revelación de información en la sociedad

https://www.notarias183y81.com.mx/blog/54-que-son-las-sociedades-promotoras-de-la-inversion-sapi

Adquirir una vivienda no afiliados

Bienvenido a tu casa

¿No tienes cómo comprobar ingresos?
Entérate cómo esto ya no es un impedimento para adquirir una vivienda.

En nuestro país sólo el 38.1% de la población ocupada (quienes tienen un empleo) está afiliada al IMSS o al ISSSTE1, significa que el resto trabajan de forma independiente o eventual como: taxistas, estilistas, meseros, pequeños comerciantes… y para

ellos ―no hace mucho tiempo― adquirir una vivienda era casi una misión imposible, pues uno de los requisitos que te pide un banco al solicitar un crédito hipotecario es comprobar ingresos. Así, los sueños de tener casa propia se desvanecían para muchos.

Hoy el panorama es distinto, diversas instituciones financieras ofrecen productos y programas pensados para que este sector de la población pueda hacerse de un patrimonio, ofreciéndoles opciones viables y requisitos accesibles

Lo que diferencia a este tipo de créditos de un hipotecario tradicional es que manejan diferentes esquemas para que puedas demostrar tu capacidad de pago:

Esquema de ahorro

  • El más utilizado, para acceder al préstamo debes ahorrar previamente a la compra de tu vivienda, una cantidad equivalente a cierto número de mensualidades (de seis a veinticuatro) del crédito que deseas contratar, que servirá para pagar el enganche de tu vivienda.casa


Renta con opción a compra

  • Es otra de las alternativas. Firmas un contrato de arrendamiento donde se estipula la opción a compra y la cantidad que deberás pagar por concepto de renta, que será equivalente a lo que pagarías en un futuro por el crédito que deseas solicitar. Con el pago puntual de la renta durante un tiempo determinado, demuestras que tienes la capacidad de pagar el crédito que deseas contratar.


El “buen pagador”

  • Es otro de los esquemas, te dan la oportunidad de demostrar tu capacidad de pago mediante estados de cuenta, que demuestren que has pagado de forma puntual algún tipo de crédito con mensualidades similares a la que pagarías con el crédito para adquisición de vivienda que deseas contratar.


Renta pagada

  • En el cual te piden demostrar que has pagado de manera cumplida la renta del inmueble en el que habitas, por lo que es indispensable que exista un contrato de arrendamiento y que presentes los recibos de pago de la renta.


Sociedad Hipotecaria Federal (SHF)

  • Ofrece Crediferente, dirigido a personas sin afiliación al Infonavit o Fovissste para la compra de vivienda nueva o usada.

  • Los plazos pueden ir desde cinco hasta veinticinco años y te solicitan un enganche mínimo del 10% del valor de la vivienda. El monto máximo de crédito que puedes obtener es de hasta $937,941 y depende de tu capacidad de pago, la cual puedes demostrar por medio de los cuatro esquemas que mencionamos anteriormente.

  • La SHF es un banco de segundo piso, significa que no atiende de forma directa al público, por lo que se apoya en intermediarios financieros como bancos, Sofoles y Sofomes, los cuales se encargan de otorgar y administrar los créditos, desde su apertura hasta su conclusión.


Bansefi + SHF

  • Otra opción es la que te ofrece Bansefi en conjunto con SHF mediante el programa AhorraSIF, dirigido a personas que no pueden demostrar total o parcialmente sus ingresos y utiliza el esquema de ahorro previo al otorgamiento del crédito. Como en el caso anterior, Bansefi no otorga el crédito, sólo actúa como intermediario en el programa de ahorro para sustituir la comprobación de ingresos, el crédito es otorgado por diversos intermediarios financieros.

  • Dirigido a personas con un ingreso mensual de cinco salarios mínimos en adelante, el cual se puede integrar sumando también el ingreso del cónyuge. Destinado a la adquisición de vivienda nueva o usada, en cualquier lugar del país donde tenga cobertura el intermediario financiero. El monto que se puede obtener varía de 50 mil a 500 mil UDIS (de $239,176.5 a $2,391,764.52). La tasa de interés, el plazo y el monto del pago mensual lo determina el intermediario que otorga el crédito.

  • Para acceder al préstamo, primero debes solicitar la inscripción al programa en cualquier sucursal de Bansefi y abrir una cuenta de ahorro. Una vez que inicies el programa, acude a una Sofol o Sofom donde te indicarán los requisitos necesarios para el otorgamiento del crédito. Cuando finalices tu meta de ahorro, que puede durar seis, nueve o doce meses, según lo determine la SHF, Bansefi te proporcionará un certificado que respalda tu liquidez para pagar el crédito hipotecario, y deberás presentarlo a tu intermediario financiero para continuar el trámite y ejercer tu crédito.


El programa Ahorra y Estrena

  • Una alternativa más, es la que ofrece BBVA Bancomer, la cual va dirigida a personas que tienen una actividad laboral que dificulta la comprobación de ingresos. El programa Ahorra y Estrena, está diseñado para que a través de un compromiso de ahorro, puedas establecer un antecedente de tu comportamiento de pago y así acceder al crédito.

  • Para iniciar el programa sólo necesitas abrir una cuenta de ahorro con destino hipotecario y seleccionar el periodo de tiempo en el que deseas ahorrar, que puede ir de seis a dieciocho meses. Deberás cumplir puntualmente con el ahorro pactado. Toma en cuenta que no podrás retirar el dinero depositado, de lo contrario el programa se cancelará. Tu ahorro podrá destinarse al pago del enganche o a los gastos de apertura del crédito.

  • El tipo de vivienda que puedes adquirir tiene un valor entre los 180 mil y 1 millón de pesos. Al momento de formalizar el crédito, tienes que depositar lo faltante para cubrir el enganche o en su caso los gastos de apertura del crédito. Las tasas y condiciones del crédito dependerán de las opciones de crédito que elijas, de las que participan en el programa.


Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo

  • Existen otras instituciones como las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (SCAP), que también ofrecen créditos hipotecarios de este tipo, pero funcionan de distinta manera. Cuando te afilias a una SCAP te conviertes en socio y para acceder a cualquier crédito te solicitan tener una antigüedad dentro de la sociedad. Te piden un porcentaje del monto del crédito a solicitar en ahorro, por ejemplo, si necesitas $500,000 debes contar con el 10% en ahorro, es decir $50,000 en tu cuenta. Los plazos pueden ir de cinco hasta veinte años. Los montos a otorgar se estipulan de acuerdo al tipo de socio que seas, es decir, toman en cuenta tu antigüedad en la SCAP, el monto de tus ahorros, tu capacidad de pago, el buen cumplimiento que hayas demostrado en créditos anteriores y tu buen historial crediticio.

  • Opciones existen, sólo hay que buscar las que mejor se adecúen a tus necesidades. Si ya estás decidido a contratar un crédito hipotecario, recuerda que adquieres un compromiso de muchos años, por lo que debes estar seguro de que podrás cumplir con los pagos a futuro.


https://www.condusef.gob.mx/Revista/index.php/credito/hipotecario/240-bienvenido-a-tu-casa